lunes, 28 de septiembre de 2015

Reformas Integrales II

Reformas Integrales II

Continuando con nuestro artículo sobre los principales puntos que puede abarcar una reforma integral, el cual empezamos en el anterior artículo, analizando la importancia de las partidas de electricidad y fontanería,  queremos completarlo en el presente artículo enfocándonos en algunas partidas igual de importantes, como es el caso de la carpintería, la pintura, la cristalería o el alicatado.

Como hemos avanzado la parte que engloba a la carpintería, es uno de esos puntos básicos que debemos tratar en cualquier tipo de reforma integral. Dentro de esta partida los puntos más habituales donde necesitaremos el trabajo de un carpintero, serán en la instalación de las puertas de paso como para la instalación del suelo, en el caso de decantarse por tarimas o parquets.

Otro de los más comunes trabajos en una reforma, es el de la cristalería para el cambio de ventanas o puertas de cristal. Se trata de un punto casi imprescindible para ganar en eficiencia energética y comodidad al mejorar el aislamiento de las casas, gracias a los nuevos cristales con rotura de puente térmico así como con tratamientos especiales.

Otro de los apartados más habituales, son la pintura de las paredes y techos. Dicho trabajo suele ir precedido por un trabajo previo para alisar y quitar la pintura de casas pintadas en gotelé. Dentro del apartado de pintura estarán la elección del tipo de pintura para cada estancia, con pinturas como la plástica, la esmaltada o la vinílica por poner algún ejemplo.

Por último nos gustaría destacar el trabajo realizado por los soladores y alicatadores, para la colocación de placas de cerámica o gres en suelo o paredes.

En resumen estos son algunos de los puntos más habituales de cualquier reforma en Madrid integral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario